Adicciones a las nuevas tecnologías

El progresivo auge de las nuevas tecnologías, ha ido paralelo a la aparición de este tipo de adicciones, que se producen por un uso excesivo de dispositivos electrónicos y redes sociales.

Estas conductas resultan placenteras en una primera fase, pero después no pueden ser controladas y finalmente se convierten en una adicción. 

Su uso compulsivo provoca un bajo rendimiento escolar y genera numerosos conflictos familiares.

La barrera de lo patológico se cruza cuando dicha conducta implica dependencia, al  reducirse su campo de intereses y obligaciones afectando  negativamente a la  vida familiar, escolar y social.

Síntomas: ¿Cuándo empezar a preocuparnos?:

  • El uso de dispositivos tecnológicos se convierte en su centro prioritario y el resto de actividades pasa a un segundo término.
  • Se produce un aislamiento del resto de la familia y pasa horas encerrado en su habitación.
  • Se vuelve huraño e irascible. Discute con gran facilidad y no atiende a razones.
  • Fracaso académico.

 

Ante estos síntomas es conveniente acudir al psicólogo para  abordar todas las áreas afectadas.

Durante el tratamiento se realizará un programa para modificar estas conductas, aumentar el autocontrol y mejorar el rendimiento escolar.

El papel de la familia es de gran importancia para el buen resultado del tratamiento, por lo que se diseñará un plan que favorezca la comunicación y la confianza.

Abrir chat