Habilidades Sociales

Las habilidades sociales son un conjunto de conductas que nos permiten desenvolvernos eficazmente en las situaciones sociales. Tienen una especial importancia para nuestro desarrollo personal y funcionamiento psicológico.

Se basan en el dominio  de la comunicación  para expresar sentimientos, deseos y opiniones, sin entrar en conflicto con los demás.

Las personas con déficit en las habilidades sociales presentan dificultades para:

– Establecer relaciones interpersonales.

– Decir “No” con naturalidad y sin sentirse mal.

– Expresar su opinión de un modo claro y coherente con su punto de vista.

– Solicitar o demandar lo que se necesita.

– Aceptar o emitir críticas.

– Expresar o recibir elogios.

– Gestionar conflictos interpersonales.

Las habilidades sociales pueden mejorarse notablemente mediante un aprendizaje en las siguientes áreas:

Asertividad:

  • Desarrollo de la capacidad de expresar nuestras opiniones, sentimientos y necesidades de forma adecuada, respetando los derechos de los demás.

Empatía:

  • Aumento de la capacidad para ponerse en el lugar del otro 

Comunicación verbal y no verbal:

  • El tono, volumen, postura, gestos.

Autocontrol:

  • Desarrollar el control de las reacciones emocionales y sentimientos.

Resolución de conflictos:

  • Capacidad de negociación para generar acuerdos satisfactorios, para todas las partes

 

Las habilidades sociales ejercen una gran influencia sobre la autoestima.

Es importante acudir al psicólogo cuando se presentan dificultades en esta área, para fomentar su desarrollo y aumentar  la satisfacción en  todos los ámbitos de la vida.